El SUJ abre la convocatoria al Premio Ada Byron

  • Con el fin de reconocer los aportes de las mujeres en las áreas STEM, las universidades jesuitas de México anunciaron la convocatoria de la tercera edición del premio, que tendrá como sede al ITESO.

 

Las cifras oficiales no son alentadoras. La presencia de las mujeres en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) sigue siendo incipiente tanto en México como en la esfera mundial. El Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga, Capítulo México, es la respuesta de las universidades del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), en conjunto con la Universidad de Deusto, en España, para reconocer la labor de las mujeres en la tecnología y la ciencia. 

 

La convocatoria para la tercera edición de este premio fue lanzada en una ceremonia que tuvo lugar en el Auditorio M del ITESO, en presencia de representantes de las universidades del SUJ, aliados y comunidad universitaria. 

 

Alexander Zatyrka, SJ, rector del ITESO, dijo que sumarse a esta iniciativa es consistente con la misión de esta casa de estudios en cuanto a “la formación integral profesional, la construcción y difusión de conocimiento y la búsqueda de soluciones que transformen positivamente nuestro entorno”. 

 

“Nuestra misión se fortalece cuando apostamos por la igualdad de oportunidades con las mujeres. La repercusión de este premio trasciende a concursantes y ganadoras. Como universidad queremos contribuir a maximizar este impacto. En el ITESO creemos que iniciativas como el Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga son una oportunidad valiosísima para avanzar en esta dirección”, señaló Zatyrka.  

 

Catalina Morfín López, directora general académica de la universidad, señaló que esta tercera edición del Premio Ada Byron busca continuar con la labor de reconocer y hacer visible la aportación de las mujeres mexicanas al desarrollo científico y, a la vez, “contribuir a eliminar poco a poco los prejuicios y estereotipos que han mantenido a niñas y mujeres lejos de la ciencia”. 

 

Compartió datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) que reportan cómo, en 2019, menos de una tercera parte de los profesionales de la ciencia eran mujeres. También citó información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que señala que menos de diez por ciento de las niñas mexicanas planean incursionar en alguna carrera STEM, en comparación con 27 por ciento de niños mexicanos. 

 

Morfín López celebró que las universidades del SUJ apuesten por la promoción de la ciencia y la tecnología como campos de acción para las mujeres a través de esta iniciativa, pero afirmó que la participación de las mujeres en la generación de conocimiento científico “sigue siendo una tarea pendiente en nuestro país y en el mundo”. 

 

En ese tenor, invitó a todas las mujeres a seguir el ejemplo de Ada Byron, con la finalidad de “responder con nuestra capacidad, nuestro entusiasmo y nuestra genialidad a tantas necesidades para las que requerimos respuestas eficaces e incluyentes”.  

 

Carolina Leyva Inzunza, ganadora del Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga 2021, reconoció el esfuerzo que hacen instituciones, gobierno y sociedad para empezar a equilibrar la balanza y valorar las aportaciones y capacidades de las mujeres en los sectores de las carreras STEM. 

 

La catedrática e investigadora del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), unidad Legaria, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), enfatizó la importancia de potenciar la vocación científica de mujeres desde casa y con puntual seguimiento desde las instituciones educativas, a fin de desarrollar su potencial y pensamiento analítico, y para que contribuyan, a su vez, al desarrollo científico y tecnológico de México. 

 

“Las carreras STEM son un factor esencial para la innovación, los avances tecnológicos y el desarrollo económico de todos los países. Buscar la participación de las mujeres siendo líderes de innovación y cambios sociales podría representar un aumento de 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en México”, señaló. 

 

Gabriela Robles Ramírez, responsable del Servicio Elite Empresarial en la región Pacífico en AT&T México, lamentó que, de cada cien personas formadas en ingeniería, sólo ocho son mujeres, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Por ello, para esta empresa de telecomunicaciones, patrocinadora del Premio Ada Byron, es fundamental impulsar la igualdad y el desarrollo de más mujeres, afirmó. 

 

“Estamos convencidos de que es responsabilidad de todos visibilizar el trabajo de todas y cada una de nuestras mujeres tecnólogas en México. La próxima gran inventora podría estar en alguna de las organizaciones aliadas, trabajando como una joven becaria o como una colaboradora”, advirtió. 

 

Laura Mendoza Villaseñor, cofundadora y directora de operaciones de UNIMA, mencionó que ser acreedora de este premio es convertirse en heraldo, encargada de fungir como modelo a seguir para tantas otras niñas y jóvenes que aspirarán a explotar todo su potencial y a aportar desde las áreas STEM. 

 

Como testigos del lanzamiento de la convocatoria, estuvieron presentes Carmen Obregón Rodríguez, secretaria ejecutiva del SUJ, en representación de Lorena Giacomán Arratia, asistente de Educación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús; Mayra Valeria McMillan González, directora para el Desarrollo de Capacidades de las Mujeres, en representación de Paola Lazo Corvera, secretaria de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres (SISEMH); Humberto Orozco Barba, director de Relaciones Externas del ITESO; Jesús Soto Romero, director de Administración y Finanzas del ITESO, y, de manera virtual, Cristina Giménez Elorriaga, directora de Relaciones Universidad – Empresa de la Universidad de Deusto. 

 

Asimismo acudieron Alejandro Anaya Muñoz, vicerrector académico de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México; Lilia María Vélez Iglesias, directora general académica de la Ibero Puebla; Gustavo Alejandro González Ramírez, director general académico de la Ibero León; Otón Rogelio Casillas Ángel, director general académico de la Ibero Tijuana, y Guadalupe Olivia Mourey de la Fuente, coordinadora de la Licenciatura en Ingeniería Industrial, en representación de Armando Mercado Hernández, director general académico de la Ibero Torreón.  

 

La asociación civil Movimiento STEM; la Comisión de Mujeres de la Industria de la Alta Tecnología (COMIAT), de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) Occidente, y el  IEEE Women in Engineering México Council son aliados en la tercera edición del Premio Ada Byron a la mujer tecnóloga, capítulo México. 

 

Para más información sobre el premio, puede escribir a los correos premioadabyron@iteso.mx y premioadabyron@ibero.mx. La convocatoria estará abierta del 30 de agosto al 16 de noviembre, y puede consultarse en https://premioadabyron.ibero.mx/.

 

 

 

Texto: Montserrat Muñoz

Fotos: Luis Ponciano

  • La Dra. Patricia Amézaga, ganadora del Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga, comenta que también reduciría el lodo tóxico que genera el tratamiento de aguas residuales
La Dra. Patricia Amézaga, ganó el Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga, Capítulo México 2023. Foto: Laura Herrera.

Desde hace cuatro años, México enfrenta una sequía que ha afectado sobre todo a los habitantes del norte del país; asimismo, “de las 3,960 plantas de tratamiento de agua residual con las que contamos a nivel nacional, mil 330 están fuera de operación y del 100% del agua que podríamos tratar, solamente se procesa el 32%”, explicó hace unos meses en el foro Green Expo el Diputado Rubén Gregorio Muñoz, presidente de la Comisión de Recursos Hidraúlicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara Baja.

 

Quizá no lo sabías, pero los procesos de tratamiento de agua utilizados actualmente en nuestro país, logran la remoción de contaminantes entre el 80 y el 88%, pero requieren del uso de productos químicos que impactan negativamente en la calidad del agua; además, los coagulantes usados durante el procedimiento, generan toneladas de lodo que problematizan el proceso porque muchos son tóxicos y su manejo requiere tratamientos secundarios y terciarios avanzados que tienen altos costos de instalación e infraestructura.

 

Ante esta situación, la Dra. Patricia Amézaga Madrid –quien este 2023 ganó el Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga, Capítulo México–, trabajó en el desarrollo de una nueva nanopartícula que en el tratamiento de aguas residuales logra una remoción del 99.5% de los contaminantes y puede reducir hasta en 15% la generación de lodos tóxicos, lo cual bajaría los costos, dado que el manejo de éstos, es una de las partes más onerosas del proceso. (Ver nota completa).